1
2
3
4
5

COMTEMPORÁNEAS

COMTEMPORÁNEAS

COLECCIÓN FMN-MUVA

A finales del siglo XX, algunos artistas venezolanos comenzaron a utilizar materiales ajenos al campo artístico, con la intención de revelar la gratuidad de la experiencia artística y la validez estética de ciertas formas del entorno natural e industrial que circunda la existencia del sujeto moderno. Esta redimencionalización del enfoque simbólico de la creación, incompatible con el concepto de verdad y canon, contribuyó a desdibujar los límites de la pintura y la escultura, la obra bidimensional y tridimensional del arte contemporánea. De este modo, se dio cabida a la arena, el papel, los almohadones de tela, la madera contra enchapada, el cartón, el alambre y otros componentes tomados del ambiente humano, de esa zona viva donde son irreconocibles los límites entre el hombre, los objetos y las ideas, para construir las obras. Esta visión heterogénea, bulliciosa, explosiva y transgenérica de los lenguajes artísticos, redefinió el argumento de la experiencia estética y revolucionó la tradición del arte vigente hasta ese momento en el país.

El campo cultural reunido en este grupo de obras, es la síntesis acumulada, de gran parte de las expresiones artísticas, de un presente continuo, que ha basado sus planteamientos estéticos en la hibridación de géneros y formatos, rompiendo la narrativa clásica y disponiendo de un uso especializado de las tecnologías y la filosofía contemporánea. Este amplio panorama de técnicas incorpora el fragmento, el residuo, el objeto desechado por la sociedad de consumo; el espacio, el cuerpo, el concepto, la instalación y el video, en la construcción del texto artístico, y toma por asalto el territorio estético, apelando a las zonas ambiguas donde transcurre la vida y se develan las formas del caos de la contemporaneidad.

Experiencia estética, más ambigüedad, ironía y desmitificación es lo que se podrá apreciar en una exposición titulada Contemporáneas, en la que la invención del arte se enfoca en la  apropiación ilícita de la incertidumbre. Esa inexplorada región conceptual donde se desdibujan las fronteras entre el arte y la industria de la cultura y, simultáneamente entre el arte y el no arte. Esa noción existencial que desbarató aquella vieja dicotomía entre arte y ficción, entre arte y representación, basada en la estructura binaria de las dos dimensiones claramente diferenciadas de la expresión humana.

El surgimiento de una serie de movimientos que se sucedieron a lo largo de la centuria pasada, determinó el comienzo de una serie de iniciativas que tuvieron su aparición con las recordadas neo-vanguardias de los años sesenta, como el arte objetual, el informalismo, el nuevo realismo, el arte povera, el performance, la instalación, video art, el conceptualismo en todas sus manifestaciones, y otras tendencias, llevaron a concretar planteamientos basados en la pura revisión de la forma, la crítica a la sociedad de consumo, la lógica de producción industrial, su repercusión en el deterioro del medio ambiente, la desacralización del arte y la desmitificación de los valores morales de la cotidianidad.

En el conjunto exhibido en la muestra también se podrán reconocer un conjunto de obras en la que está presente esta visión excéntrica y desarraigada del arte contemporáneo, basada en la mezcla e interacción entre técnica y tecnología, que vino a constituirse, desde hace unos cuantos años en un territorio virtual lleno de posibilidades para establecer acercamientos inéditos al hecho estético. Será evidente la desviación razonada, el gusto por el absurdo, la provocación virtual, el ademán contestatario, la alteración de los conceptos y los materiales, el uso de los formatos audiovisuales, el intercambio de soportes y la crítica institucional. También los rasgos semánticos de esta transformación; los niveles de la ironía, el humor y el cinismo ambientado, en una época en la que los discursos, los materiales, las estrategias compositivas y representativas implosionaron, se replantearon para refutar la continuidad historicista de la lógica vanguardista tradicional.

Este panorama tan diverso, disperso y en apariencia desarticulado, desarma un campo de referencias y postula, lo que Nelly Richard entiende como una constelación diversificada y plural de aspiraciones formales que pueden identificarse como expresión de una conciencia crítica y unívoca de la historia, y a su vez como una inclinación experimental, lúdica y puramente estética desarrollada sin subtextos, ni precedentes de compromisos políticos totalizantes. En función a esta contextualidad totalizadora y heterogénea, es pertinente observar que este conjunto de apropiaciones, exabruptos, gestos e intervenciones contemporáneas, que vienen redefiniendo el lenguaje de los medios discursivos del arte actual, con performances visuales y sonoros, instalaciones conceptuales y artes híbridas, provenientes de la Colección del MUVA, se han puesto a la orden de los espectadores, bajo el supuesto que son memoria y ejemplo único de algunas iniciativas estéticas, desarrolladas con la intención de  disolver las fronteras de los géneros tradicionales del arte.

 Francisco Ardiles

Lugar de Exhibición

Salas 2, 3, 4, 5 y 6

Dirección

Avenida Bolívar Norte, cruce con calle Salom. Valencia – Edo. Carabobo. Venezuela

Fecha

Viernes, Marzo 27, 2015

Horario

Martes a viernes: 9:00 am a 5:00 pm / Sábados, domingos y feriados: 10:00 am a 5:00 pm