1
2
3
4
5

Museo

 

El Museo de Arte Valencia es una referencia obligada de la cultura venezolana, producto del esfuerzo, la organización y la constancia de los trabajadores que hace unos pocos años decidieron llevar a cabo un proceso de cambio que se fundamentó desde el primer día, en la necesidad de redefinir la concepción del museo y su relación con la sociedad.  Al concretar sus objetivos el museo pasó de ser el Ateneo de Valencia para convertirse en el MUVA. Una institución del siglo XXI, que ahora forma parte del conjunto de instituciones museísticas que conforman La Fundación de Museos Nacionales, este museo fija sus objetivos en el compromiso de seguir custodiando, conservando, estudiando e incrementando su colección, con el fin de compartirla con todos los ciudadanos del estado Carabobo y el país, haciendo uso de los recursos humanos, filosóficos y económicos que le ha confiado el Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Esta nueva etapa que comenzó en enero de 2014, arranca con la esperanza de poner en marcha las estrategias, mecanismos y herramientas necesarias para que la sociedad en general se sensibilice ante las múltiples formas del arte.

Visión

Nuestra visión se dirige a consolidar la relación de los artistas con el museo, estimular la formación del público en función a la compresión de las producciones artísticas y culturales de toda América Latina. Estas líneas fundamentales, desde las que se desarrollan las actividades y la programación expositiva del museo, generarán las condiciones para que el arte pueda de una vez por todas insertarse de manera orgánica y plena con la vida. De esta manera se espera contribuir con el enriquecimiento de la actividad artística y la integración del pueblo en el cuidado y la valoración de un patrimonio que goza de un valor material e inmaterial incalculable. Entendiendo como interés final crear las condiciones necesarias para que el acceso al conocimiento del arte sea un derecho básico y elemental de todos los ciudadanos, iniciativa comprometida con la formación de una comunidad de hombres sensibles, cultos, libres e iguales que puedan interpretar al mundo, con crítica y conciencia.

Misión

Cumplir con el compromiso de facilitar el acceso al conocimiento y los valores culturales ligados a la colección del museo; y en ese mismo orden de ideas, también a la misión ética enfocar todos los esfuerzos en la tentativa de promover la consolidación de la identidad museística venezolana por medio del diseño y la implementación de programas de inclusión social, integrando a la gente que forma parte de la comunidad que hace vida en el museo en todos los proyectos de conservación e investigación de ese patrimonio artístico que configura una parte fundamental de la memoria cultural de la nación.

Objetivos y valores

  • Custodiar, conservar e investigar la colección del MUVA y la Fundación Museos Nacionales.
  • Promover la formación de los usuarios del museo implementando programas de desarrollo profesional y académico para toda la comunidad de trabajadores del museo.
  • Transformar al MUVA en un espacio de encuentro, para propiciar un ambiente de paz, conciliación y hermandad entre los diversos grupos culturales y artísticos de la región y el país.
  • Desarrollar una programación expositiva heterogénea y balanceada en la que se tome en cuenta la importancia de la colección, a fin de consolidar el sentido de pertenencia e identidad ligado a la colección del museo.
  • Planificar actividades de formación y recreación que respondan a las diversas necesidades de los  niños y niñas, adolescentes y jóvenes de la comunidad carabobeña.
  • Diseñar espacios educativos dentro de los ámbitos expositivos, que faciliten la compresión de las poéticas museográficas y fortalezcan la relación de los ciudadanos con el museo.
  • Promover el conocimiento y el cuidado de la colección por medio de talleres, charlas y seminarios que incentiven la investigación en materia de registro, conservación, museografía, montaje, comunicación y curaduría.

Antecedentes

El 25 de febrero de 1936, nace la institución que durante 76 años iba a ser conocida por el nombre de Ateneo de Valencia, concebido con el objetivo promover el arte en todas sus manifestaciones; organizar recitales, conciertos y exposiciones. La junta directiva de esta entidad multidisciplinaria, creada por decreto del Concejo Municipal de Valencia, estaba conformada por damas de la Sociedad carabobeña. En esta primera etapa de la historia del ateneo se organizaron actos culturales, varias exposiciones de pintura, conferencias sobre temas diversos, conciertos de música académica y recitales de poesía, a las que sólo asistían la Junta y aquellos miembros que habían acordado pagar una cuota mensual de membresía y a no llevar en calidad de visitante a nadie que perjudicase moral y materialmente la índole del centro.

En este primer Centro Cultural de Carabobo, en medio de un ambiente limitado por criterios morales y sociales, se llevó a cabo la inauguración del Primer salón Arturo Michelena, el 12 de Octubre de 1943. Este premio se crea desde la Presidencia de la Gobernación de Estado Carabobo el 29 de julio de 1943, con el fin de honrar la memoria y la obra del más importante pintor de la región. Cabe destacar que desde el principio los gastos que se derivaron de la organización, la premiación y el cumplimiento del decreto mediante el cual se creaba el salón, fueron cubiertos por la Tesorería General del Estado Carabobo.

A partir de ese momento se fueron entregando año tras año, premios en tres categorías: El Arturo Michelena, en pintura; El Andrés Pérez Mujica, en Escultura, y una mención de honor.  A estas menciones se le fueron sumando con el paso del tiempo El Premio Braulio Salazar, Juan Lovera, Antonio Edmundo Monsanto, El Premio Eladio Alemán Sucre y el Armando Reverón para arte digital. Esta serie de reconocimientos que se le sumaron al salón, respondían al interés de incorporar las nuevas tendencias del arte contemporáneo al panorama que abarcaba el salón.  En el año que inicia la historia del Salón los galardonados fueron: César Henríquez, Braulio Salazar y Oswaldo Vigas. Tres artistas locales que luego desplegarían sus potencialidades internacionalmente. Es así como se conformó, con el patrocinio de la Secretaría General del Gobierno, el apoyo de los entes del estado venezolano y la iniciativa de una organización cultural valenciana, una de las colecciones de Arte Contemporáneo Venezolano, más importantes del país, que hoy en día es Patrimonio Artístico de la Nación y forma parte invaluable tesoro artístico que custodia la Fundación Museos Nacionales para todos los venezolanos.  

Tanto el ateneo como el Salón Michelena se fueron desarrollando de acuerdo a los vaivenes de la historia del siglo XX. Esta institución tuvo una primera sede ubicada en la calle Páez, que desde 1936 hasta 1953 fue epicentro de múltiples actos culturales.  Eso cambiaría en los años 50 porque en el 49, la presidenta del Concejo Municipal de Valencia organizó un sorteo, auspiciado por la Lotería de esta ciudad con el fin de reunir fondos para la construcción de la nueva sede del Ateneo, que se construiría en una casa Perteneciente a la Corporación Venezolana de Fomento, situada en frente a la desaparecida Plaza Urdaneta, en la avenida Bolívar, cruce con la calle Salom. Ese es el mismo lugar donde se encuentra actualmente el Museo de Arte Valencia. La construcción de este complejo comenzaría en el año 51. Dos años duró el levantamiento del proyecto que fue llevado a cabo por el arquitecto José Miguel Galia: Premio Nacional de Arquitectura.

La lista de los galardonados con el premio Michelena a partir de la inauguración de la nueva sede es destacable. Héctor Poleo, César Rengifo, Régulo Pérez, Oswaldo Vigas, Luis Guevara Moreno, Ivan Petrovszky, Pascual Navarro, Francisco Hung, Alirio Palacios, Alirio Rodríguez, Ramón Vázquez Brito, Luis Chacón, Margot Rômer y José Antonio Dávila, son algunos de los nombres que integran una lista de artistas reconocidos por el salón, que en determinados  momentos de la historia, llevaron a cabo la experiencia constitutiva del arte contemporáneo Venezolano.

En el año 2005 se decreta la creación del Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Este organismo del estado venezolano pone en marcha una dinámica de transformaciones en una serie de instituciones culturales que clamaban por su renovación. Ya en los años setenta, había artistas, curadores y promotores culturales, que insistían en la necesidad de crear un museo de arte contemporáneo para Valencia que tomase como punto de partida la Colección del Premio Michelena. Esa transformación empezó a gestarse cuando 29 trabajadores, cultores, artistas y una comunidad de allegados a la institución le solicitaron al IPC (Instituto de Patrimonio Cultural) a través del Ministerio y el IARTES, incluir al Ateneo en el ámbito legal del esquema de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural de la República. Ese marco jurídico que comprende el rescate, preservación, conservación, revitalización y revalorización del patrimonio cultural, material y espiritual de la nació. Las autoridades del IPC, asumiendo que el Patrimonio Cultural de la República está constituido por los Bienes de Interés Cultural que se encuentren en el territorio nacional independientemente de quien sea su propietario, consideró pertinente la solicitud de los trabajadores y declaró al Ateneo, Bien de Interés Cultural,  al cambiarle el estatuto y el nombre.

El 22 de mayo de 2012 los Trabajadores, acompañados por el maestro Juan Calzadilla y el IARTES, decidieron renombrar estos espacios como el MUVA (Museo de Arte Valencia) Institución pública sin fines de lucro, perteneciente al Ministerio del Poder Popular para la Cultura y en enero de 2014 el MUVA paso a formar parte de la FMN (Fundación Museos Nacionales)  que tiene como misión principal, custodiar, resguardar, investigar y presentar aquellos objetos de valor artístico, histórico y sociocultural, que forman parte de su colección, para el disfrute y el beneficio educativo de toda la población carabobeña. Absolutamente todos los objetos pertenecientes a la colección de este museo e infraestructura son considerados BIENES CULTURALES porque todos son el reflejo de aquellos valores, costumbres y tradiciones que definen la identidad nacional. La colección de arte y la edificación del Museo de Arte Valencia, está custodiada como nunca antes en la historia de esta Institución. El museo consta de tres edificios, dedicados a las exposiciones, actividades de índole cultural y asuntos administrativos. En las instalaciones los visitantes podrán encontrar 9 salas expositivas, una tienda del Centro Nacional de Artesanía, la Librería del Sur, un café perteneciente a la cadena Café Venezuela, un auditorio y un patio central donde los visitantes pueden reunirse, leer y conversar sobre la experiencia del recorrido expositivo. También se encuentra la biblioteca Enrique Tejera, con volúmenes en materia de arte y ciencias sociales. Los pisos siguientes están ocupados por el equipo operativo del museo y las oficinas Administrativas. El museo le pertenece al pueblo, es un espacio que siempre estará abierto para todos, por eso siempre le agradeceremos  su presencia.